jueves, 6 de diciembre de 2007

EL HORMIGUERO


Siempre que veo “El Hormiguero” de Cuatro sufro una regresión a mi infancia. No existe ningún programa de televisión que se asemeje tanto a una fiesta del pijama, con pelea de almohadas incluida. Obviando lo insustancial del programa, creo que el éxito reside en la realización. Gracias a esa cámara que no deja de moverse, consiguen convertir al estático y aburrido Pablo Motos en un culo inquieto imparable. Sudando como un cochinillo y sin dejar de moverse de un lado a otro en ningún momento, consigue captar la atención del espectador con una sarta de chorradas y truquitos Quimicefa que no hay quien aguante.

Llama la atención la doble personalidad del presentador. Si la cosa es bailar, cantar, saltar y dar volteretas estamos ante el tipo perfecto. Para esto parece no tener ninguna vergüenza. Pero cuando tiene que entrevistar a alguien la cosa cambia sustancialmente. Tartamudeos, sudores, inseguridad… Se ve que está incomodísimo. Y es que Pablo Motos es uno de los presentadores más tímidos de la tele. Para hacerle la cosa más llevadera, el programa se ha inventado a dos peluches (Trancas y Barrancas). Se supone que son hormigas pero podrían ser ositos, perros o marcianos, porque están menos currados que la E.G.B de Aida Nizar. El caso es que estos personajes de trapo brindan una ayuda imprescindible a Motos para salvar por los pelos entrevistas, que de otra forma quedarían ridículas.

Ahora mismo estoy viendo el programa. Son las 22: 04 y acaba de entrar el “científico loco”. Ya están bailando otra vez…

Es una pena que “El Hormiguero”, uno de los programas más infantiles de la parrilla, se emita a las 22:00 de la noche. Sobre todo, a sabiendas de la basura que se tragan los niños a media tarde (su hora). Mucha preocupación por el exceso de grasa de la doble Big Mac y el mal uso de los antibióticos y muy poca por la salud mental de la audiencia. Perdonad el cambio de tercio pero me parece impresentable que hace años el que escribe disfrutara a las 18:00 con Barrio Sesamo y ahora los pobres chavales se tengan que conformar con los cuchicheos de portera barata de Peñafiel o los polvos bajo el sucio edredón de “Gran hermano 9.0”.

Luego nos quejaremos de la juventud. Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos.

Hasta el jueves que viene.

____________________

FICHA TÉCNICA
-“El hormiguero” se emite de lunes a viernes a las 21:30.
- Cadena: Cuatro.
- Presentador: Pablo Motos.

1 comentario:

supersexy dijo...

Pablo Motos es despreciable y tiene pinta de insano. Es un bien-queda, y además la barbita es como de enfermo...¿Y el doctorcillo? ¿Por qué habla cada vez más como Gloria Fuertes?