martes, 27 de noviembre de 2007

MINUTO Y RESULTADO


Hace unas semanas, llamé la atención sobre las espectaculares dimensiones de la cabeza del presentador Patxi Alonso. Pues bien, ya he descubierto por qué la tiene tan grande.

El domingo estuve viendo el programa de fútbol que presenta, “Minuto y resultado”. Al cuarto de hora me entró una jaqueca que ni con el mejor paracetamol del mercado.
Al más puro estilo “ensucia la tele con todo lo que puedas” me vi ahogado entre gráficos, sonidos, estadísticas, gritos y promedios. Era imposible distinguir algo en la pantalla excepto, claro está, la super cabeza del presentador. Por eso se la ha dejado crecer, ¡para que le veamos!

Paso a describir todo lo que llegó a mostrarse en pantalla simultáneamente: Por la parte baja de la tele, de forma continuada y muy pesada, los resultados de la jornada a toda leche, acompañados de repetitivos soniditos que te advierten de los goles, además de ponerte de los nervios. Por el lateral izquierdo de la imagen, súper gráfico de tiros a puerta del Valladolid comparados con los del último partido de la temporada pasada contra el mismo rival y a la misma hora… Por la derecha y desmarcándose, la clasificación provisional que insertan cada 20 segundos según varían los resultados. (Me imagino al pobre becario, picando datos y cagándose en la madre de la liga profesional de fútbol). En el corner izquierdo, la palabra “directo” recuerda, por si alguien es tonto, que estamos en rigurosísimo y pueden pasar muchas cosas.
De pronto, conectan en directo con San Mamés. Aparece en primer plano un pavo con rizos, unos cascos puestos y muy nervioso. Acierto a distinguir la sombra del cabezón de Patxi que se asoma desde un lateral. ¡Pero si está al lado! Resulta que conectaban de urgencia porque el Murcia había disparado al palo en dos ocasiones. Mis ojos no saben donde mirar. Demasiados estímulos, demasiados gráficos. Y como éramos pocos, parió la abuela. Patxi está acompañado de invitados que se dedican a comentar todo lo que se va mostrando en esa pantalla del infierno, verde y llena de datos. No exagero si os confieso que imaginé una ranura en mi tele con el titulo “Insert Coin” porque la verdad es que parecía que me estaba jugando los cuartos en una máquina tragaperras.
No me extraña lo más mínimo que Lopetegui se rindiera a los encantos del programa y, fruto de un justificadísimo desmayo, hiciera temblar el plató de la Sexta. Pero, ¿no querían sorpresas? ¡Pues esto es La Sexta!, comentaba el presentador.
Patxi, no quiero sorpresas. Es domingo y no quiero que me estreses. Para eso ya tenemos los laborables. Me río yo de los dibujos de Pokémon. “Minuto y resultado” puede llegar a causar muchos más ataques epilépticos en la audiencia que esos dibujos japoneses o que el ilustre y emocional Santi Acosta contando chistes.

Por mi parte, recomiendo de forma enérgica seguir la jornada futbolística con el teletexto de fondo. Mientras, podemos dedicar nuestro tiempo a otras cosas mucho más relajadas, como escuchar música, estar con los amigos o leer un libro.
Pese a todo, he de decir que Patxi Alonso me cae muy bien, me parece un cabezón con muchísimas virtudes. A resaltar, ese pedazo de dientes, más blancos que el Colgate. En serio, me parece un profesional como la copa de un pino. Y además, de Bilbao.

3 comentarios:

El primo de Godot dijo...

Totalmente de acuerdo con GODOT. El programa es insufrible, una traslación lineal y poco trabajada de los programas de radio. Como no tienen imagenes nos atiborran de información y del cabezón de Patxi para llenar "el vacio". En la radio es soportable porque el narrador nos hace imaginar las situaciones. La imagen no admite esta pequeña trampa. Aupa Patxi y Aupa Godot

LaMein dijo...

No has entendido nada, OBTUSO!!!

supersexy dijo...

Patxi Alonso lo hace mucho mejor en Bilbovisión, se ha vendido al verde de la sexta...¿Y por qué en la sexta todos los programas son de humor, y presentada por gente que no se lava?